Linfedema secundario específico de Cáncer de Mama

El linfedema es un efecto secundario muy molesto e indeseado por aquellos pacientes que han tenido que pasar por una linfadectomía, radioterapia, cirugía o cualquier tratamiento contra el cáncer que lo pueda llegar a producir. En términos generales la probabilidad aumenta cuantos mas factores de riesgo tengamos (Cirugía, linfadectomía y radioterapia).

 

Nos gustaría destacar algo que es muy relevante para nosotros como profesionales del ejercicio físico en este artículo. Esto básicamente és que el ejercicio físico a pesar de que no mejore el linfedema tampoco lo acentúa ni lo produce (Karin et al., 2007, Cormie et al., 2013). Es sumamente importante entender esto y que lo comprendan tanto paciente como profesionales del ámbito sanitario.

 

La calidad de vida del paciente se ve afectada no por el hecho de presentar el linfedema, que también. Sino por dejar de utilizar ese brazo, lo que le llevará a presentar consecuencias como peor control motor del hombro, dolores en éste mismo, abandono de actividades y ejercicio físico que involucren coger cargas o traccionar. Con todo esto aumentamos el riesgo de osteoporosis, empeoramos la composición corporal, fitness cardiorespiratorio, etc.

 

Es por ello que animamos a las personas con linfedema a entrenar y simplemente vigilar posibles cambios que como se ve en la evidencia científica, en caso de ocurrir, deberían volver a la normalidad en las próximas a las 24 hrs (Karin et al., 2007). En todos estos estudios se nos aclara que debemos mover el brazo, coger cargas y realizar otra serie de actividades y ejercicio físico que mejoren el impacto global sobre los diferentes sistemas de nuestro organismo, siempre vigilando el brazo afecto. Esto hará que los efectos secundarios mejoren y con ellos nuestra calidad de vida.

 

Es importante aclarar que el linfedema es un efecto secundario que puede aparecer si el paciente ha sufrido ciertas terapias que son factores de riesgo como comenté en un principio.  Pero no es prevenible, ya que se ha cortado la carretera y en cualquier momento o situación se puede ver desbordado, no siendo consecuencia del ejercicio como demuestra la evidencia científica.

 

El problema no es el linfedema en sí, sino el hecho de usarlo como excusa para no mover ese brazo, mover cargas y realizar ejercicio físico. Como hemos dicho no existe una relación negativa entre linfedema y ejercicio físico de forma aguda ni de forma crónica. Por ello os animo a poneros en manos de gente profesional y comenzar un programa de ejercicio físico donde mejoren otros efectos secundarios más relevantes y peligrosos.

 

Para finalizar queremos hacer un simil entre el linfedema y los dolores articulares, donde decimos que de los males el que menos. Es preferible que duelan algo las articulaciones pero que consigamos mejorar nuestra densidad mineral ósea, aumentar los niveles de fuerza, conseguir aumentar la masa muscular, etc, que llegar a perder estos beneficios. Por otra parte, esos dolores cederán con el tiempo y disminuirán debido a las adaptaciones que genera ejercicio físico. Si queréis saber más de dolores articulares os invito a leer el artículo de Dolor articular.

 

Como último punto es importante que entendamos que el impacto global es lo más relevante en el proceso de recuperación, para ello tenemos que priorizar los efectos secundarios. Habiendo algunos que tendrán más relevancia en la salud general de  la persona sobre otros menos relevantes.  

 

REFERENCIAS:

 

  • Cormie P, Pumpa K, Galvão DA, Turner E, Spry N, Saunders C, Zissiadis Y, Newton RU. Is it safe and efficacious for women with lymphedema secondary to breast cancer to lift heavy weights during exercise: a randomised controlled trial. J Cancer Surviv. 2013 Sep;7(3):413-24. doi: 10.1007/s11764-013-0284-8. Epub 2013 Apr 20.
  • Cormie P, Galvão DA, Spry N, Newton RU. Neither heavy nor light load resistance exercise acutely exacerbates lymphedema in breast cancer survivor. Integr Cancer Ther. 2013 Sep;12(5):423-32. doi: 10.1177/1534735413477194. Epub 2013 Feb 25.
  • Karin J, Neil P. Weight-bearing exercise and its impact on arm lymphedema. Journal of Lymphoedema, 2007, Vol 2, No 1, pages 15–22
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Health&Exercise Clinic